Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 24 de septiembre de 2016

¿Cómo demostrar amor a nuestra pareja?

En una relación de pareja, especialmente cuando es nueva, el deseo de amarnos es tan intenso que a veces no encontramos la manera de expresar nuestro amor por la persona amada; y aunque cada uno de nosotros se expresa de una manera diferente, pero ninguna de esas formas es única ni suficiente para hacer que nuestra pareja se sienta del todo feliz con nosotros, porque el amor es infinito y para hacer feliz a nuestra pareja, muchas veces es necesario hacer infinidad de cosas.

Podemos expresar nuestro amor con palabras dulces, elegantes y tiernas, cargadas de un profundo sentimiento de amor las cuales van directo al corazón, porque las palabras tiernas, llevan consigo el dulce néctar del amor.

El amor expresado en palabras, es como el azúcar porque sirve para endulzar a la persona, hacerla reír, cargarla de emoción, llenarla de entusiasmo y despejar muchas de sus dudas con respecto al amor que sentimos por ella. Pero por muy dulces y tiernas que sean nuestras palabras, éstas nunca serán suficientes para demostrar el amor que sentimos por la persona amada, pues, es necesario que esas palabras vayan acompañadas por acciones de amor, cargadas de significado para nuestra pareja.

Todas las palabras deben tener una traducción o al menos una interpretación valedera, un te amo es tan sencillo de expresar, pero es muy amplio para demostrarlo en hechos de verdad.

Para muchos, un te amo se reduce sólo a unos abrazos, besos y caricias; para otros, es sinónimo del acto sexual en la cama; y para muchos, te amo significa satisfacer materialmente los gustos de su pareja, bien es cierto que todas estas cosas son manifestaciones de amor, pero no son suficientes para demostrar que realmente amamos a nuestra pareja, porque el amor no sólo son besos, caricias, sexo, abrazos, gustos y gastos; amar es reconocimiento de los valores, costumbres y creencias de nuestra pareja, es aceptación de sus diferencias, de su carácter, de sus virtudes y defectos, y de respeto a sus espacios personales, a los cuales ambos tienen derecho de disfrutar, ya sea solos y en silencio, o en compañía.

Amar a nuestra pareja es también tener la capacidad de aceptar sus defectos, de comprender que es un ser humano imperfecto, capaz de cometer errores, de expresar sus sentimientos de una manera muy distinta a la nuestra, que puede o no gustarnos.

Amar es también apoyar sus decisiones personales y ambiciones de superación, en lo profesional, laboral y social.

Es preocuparnos por ella, por lo que piensa, por lo que siente y cómo se siente, y servirle de motivación para animarla a seguir adelante cuando se sienta débil.

Es dedicarle tiempo para conocerla mejor cada día, ya que los seres humanos a diario experimentamos cosas nuevas, como pensamientos y sentimientos que invaden nuestro ser y afectan positiva o negativamente nuestro comportamiento.

Asimismo, debemos demostrarle que siempre estamos presentes en su vida, esté o no en esos momentos a nuestro lado, una llamada, un mensaje para preguntarle cómo está o para aprovechar la ocasión y decirle cuánto la amamos, así se lo hayamos dicho horas antes, porque no basta con esta presencia física, sino que es muy necesario que nuestra pareja nos tenga en su pensamiento y en su corazón.

Amar a nuestra pareja es ayudarla a encontrar una solución a sus problemas y despejar sus dudas, en vez de complicarle la vida con falsas acusaciones.

Es encontrar siempre un motivo para hacer que ella se sienta amada y valorada por, con cada detalle y sorpresa tuya.

Es hacerla sentirse amada cada día, con todo lo bello que le decimos y lo bueno y agradable que hacemos por ella, para que se sienta feliz y amada por nosotros.

Cuando los adolescentes hablan de amor

El amor es el tema predominante en la mayoría de las conversaciones de los adolescentes. No es de lo que hablan con sus padres, claro, pero es de lo que hablan entre ellos. Una hojeada a los libros, las películas, las series de TV o las entradas en las redes sociales de los adolescentes pone en evidencia que el amor es su tema de conversación prioritario.

Lo que ocurre es que cuando los adolescentes hablan de amor están hablando de muchas otras cosas.

De sí mismos. La adolescencia es el momento en la vida en el que uno es más consciente de sí mismo. Esto es así porque la pubertad provoca cambios drásticos, tanto físicos como psicológicos. Cuando uno es adulto, ya lleva mucho tiempo siendo como es, está acostumbrado así que de alguna forma es menos consciente de sí mismo. En la infancia, los niños son poco conscientes de ellos mismos, tienen mucho menos clara su individualidad frente a los otros. Pero durante la adolescencia, los seres humanos sentimos los cambios, sabemos que estamos dejando de ser una cosa para ser otra. Cuando los adolescentes hablan de amor están hablando también de esos cambios que se están produciendo en sus cuerpos y en sus mentes.

De los otros. De la misma forma que la adolescencia nos hace conscientes de nosotros mismos, también nos hace descubrir a los otros de una manera mucho más compleja que en la infancia. Los adolescentes empiezan a interesarse por los demás no solo desde el punto social, que también, sino desde el sexual y desde el amoroso. Por eso cuando hablan de amor, los adolescentes están hablando del resto de las personas, de esas personas a las que están descubriendo.

Del futuro. Los niños no tienen la idea perfecta del futuro pero la llegada de la adolescencia hace que las chicas y los chicos empiecen a ser plenamente conscientes del paso del tiempo y de que tienen un futuro. Cuando hablan de amor, cuando se enamoran, los adolescentes también están pensando en eso. Aunque lo más frecuente durante la adolescencia es lo que se llama monogamia sucesiva, es decir pasar de una pareja a otra cada poco tiempo, eso no quiere decir que cuando se enamoran, los adolescentes piensen que es para siempre.

Del amor. Cuando hablan de amor los adolescentes hablan de amor y de desamor, de los encuentros y de las pérdidas. Es en ese momento de la vida cuando la mayoría de las personas se enamoran por primera vez, y también en la mayoría de los casos cuando se viven las primeras rupturas. También suele ser el momento en el que se descubre la orientación sexual y en el que se inician las relaciones sexuales.

De sentimientos. No es el amor el único sentimiento que está presente, también la amistad que a veces se confunde con el enamoramiento, el aprecio, la admiración, la lealtad. Hay muchos sentimientos presentes en el amor de los adolescentes. Y eso es porque hay muchos sentimientos, algunos de ellos nuevos, en sus vidas.

jueves, 22 de septiembre de 2016

PAREJAS DE FAMOSOS QUE VIVEN EL AMOR AL MÁXIMO

Algunos famosos de la televisión, de la música y el humor son compañeros del trabajo o colegas del mismo rubro, lo que los convierte en parejas muy especiales que viven al máximo su amor. En las redes sociales comparten su alegría con sus seguidores. Dicen sentirse muy afortunados porque sienten la misma pasión por el canto, la actuación, la danza y más.
Por la música

La cantante Helen Fuentes está casada con su mánager y productor Franco Castillo Effén hace 13 años. Esta fecha especial decidieron dejar el trabajo y dedicarse a su familia.



Baile familiar

Javier Quiroz, Suelen Hurtado y su hija Mía son una familia dedicada a la danza. La pareja dirige el estudio de danza Swing for Life. También son parte del cuerpo de baile de Tra-La-Lá.
Pasión por la información

Mauricio Noya y Bania Gonzales realizan un trabajo de prensa diario en la televisión y se sienten muy afortunados de compartir esta experiencia desde hace más de cuatro años y ser quienes transmiten información a la población. Hoy los detalles de Mauricio harán que el día sea aún más especial para Bania.
Televisión al máximo

Anabel Angus y Marco Antelo se convirtieron en la pareja más mediática desde que se supo de sus planes de boda que se concretaron en mayo de este año.
Casados con el humor

Guery Sandóval y Marianella Molina llevan 21 años de “matrimonio” con el humor. Más conocidos como “El Pocholo y su marida” son una pareja que vive para hacer reír a su público.
Pura diversión



Carlos Marquina y Gabriela Zegarra son dos presentadores del mismo programa de televisión. Se divierten juntos con sus ocurrencias. Tienen una hija.
Combinando el amor

El cantante de PK2 Wally Zeballos y su esposa, la actriz y productora de “Esta boca es mía”, Giovanna Chávez están comprometidos con su familia. Wally combina el amor con su música y Giovanna decidió hacer una pausa en su carrera para cuidar de su pequeño hijo Mariano.


La diferencia entre enamorar y casarse

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos diferenciado las formas de amar a las personas que tenemos a nuestro alrededor. En cierta forma no es lo mismo querer a tu madre, que a un amigo, que a una pareja, a un familiar o a una mascota; estas situaciones nos han permitido poder abordar el amor desde diferentes puntos de vista, sin necesidad de saber aspectos teóricos sino el más práctico de todos, el vivirlo uno mismo.

Cuando nos referimos al amor de pareja, en los primeros momentos de una relación, puede ser muy intenso e incluso revolucionar la vida y la forma de sentir de alguien”, las reacciones y “efectos colaterales del amor” dependerán de las características de personalidad, estabilidad emocional y, sobre todo, de la historia amorosa previa que tenga cada persona. Por ello algunos pueden vivir de forma emocional en forma más saludable, mientras que otros, estarán entusiasmados pero también asustados, otros obsesionados, eufóricos. Esta intensidad emocional, que se daría en el enamoramiento es esperada y necesaria, porque es como la puerta de entrada a la relación.

Suele incluir muchas ilusiones y fantasías de felicidad con la otra persona. El otro pareciera que viene a llenar un vacío en nuestra vida, nos revoluciona en todo sentido y en ciertos casos obtener una estabilidad emocional. Todo eso despierta, naturalmente, mucho entusiasmo”. Sin embargo, para hablar de los “efectos secundarios del amor”, podemos referir que se activa los centros neuronales localizados en el sistema límbico, ligado con las ‘recompensas’. Produciendo un aumento en la secreción de oxitocina, hormona del amor y del apego, presente también en el orgasmo, y se produce un aumento en la liberación de dopamina, el neurotransmisor del placer, que actúa sobre la corteza prefrontal, asociada a la cognición y que aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Un enamoramiento conlleva ciertos procesos de conquista hacia su pareja según la Teoría triangular del amor, descrita por Robert Sternberg, quien plantea que los sentimientos no son las únicas emociones implicadas en conseguir que una relación funcione, sino que también es necesario que haya: Confianza, pasión y compromiso.

DIFERENCIA ENTRE NOVIAZGO Y MATRIMONIO

En el noviazgo parece que nuestra pareja es perfecta ante los ojos del enamorado, mientras que el matrimonio muestra un mayor grado de estabilidad en la relación. En esta etapa de consolidación del amor se plantean posibles pasos como formar una familia. Las personas se sienten más seguras en su relación que cuando acaban de conocerse, por ello, también realizan planes de futuro.

En esta etapa, cada uno tiene un mayor grado de implicación en la vida del otro, además de que surge la necesidad de tomar mayor número de decisiones de mutuo acuerdo puesto que, en la etapa del matrimonio, existen más espacios compartidos en común. Se experimenta la contradicción interna de sentir que aquello que habían imaginado respecto del matrimonio que en la etapa de noviazgo, no se ajusta al cien por cien a la realidad. La primera etapa de matrimonio o convivencia en pareja es una de las más complejas, porque es un periodo de adaptación a muchos cambios.

Cuando las personas tienen problemas en el matrimonio, esperan que funcione automáticamente, por el tiempo de enamoramiento que tuvieron y ya se conocieron, entonces, supuestamente, no debería haber ciertos conflictos, pero se está equivocado, el enamoramiento es un tiempo de conquista, mientras que en el matrimonio deben de esforzarse ambos en poner de su parte; lamentablemente, no es así, por lo tanto comienzan los conflictos.

El ser humano atraviesa por diferentes etapas durante su desarrollo, el matrimonio también experimenta diferentes etapas desde el día en que la pareja se une hacia adelante.

La etapa temprana de cualquier matrimonio es la luna de miel, pero ¿que pasa después? El matrimonio pasa por diferentes momentos emocionales y por períodos de malentendidos que causan reacciones en ambos. Poco a poco la pareja empieza a despertar a la realidad de que todos los matrimonios tienen altibajos y que la vida en pareja no es lo que se pensaba, en ciertas ocasiones existen ciertas desilusiones, ciertas costumbres que no agradan. Sin embargo, no todo es negativo en el matrimonio, no se trata de resignarse a vivir infelices por el resto de sus vidas, deben empezar a trabajar en la relación y buscar nuevas vías saludables de comunicación para vivir un matrimonio feliz.

QUÉ HACE QUE UN MATRIMONIO FUNCIONE

- Que ambos sean emocionalmente inteligentes. Que se respeten, se apoyen, se admiren y que tengan sentido del humor.

- Deben basarse en la amistad e involucrarse en la vida del otro. Es saludable que tengan intereses e incluso trabajos diferentes, pero es vital estar pendientes el uno del otro y saber cuándo el cónyuge necesita apoyo, ayuda, o simplemente hablar, muchas de las parejas se callan, pero cómo ser comprendidos si no manifiestan sus malestares.

- El matrimonio ha de ser un punto de apoyo y no fuente de angustia. Debe dar energía, no restarla. Un matrimonio sólido es aquel en el que ambos apoyan los sueños del otro, se animan mutuamente y juntos sienten que pueden resolver cualquier problema.

- Conocer y estar al tanto de lo que piensa el cónyuge, se interesarse por sus preocupaciones, miedos, sueños, anhelos y proyectos.

- Mostrar cariño y cultivar admiración y respeto por el otro, ambos saben las cosas que les desagradan y por ello poner ambos de su parte aprendiendo hacer tolerantes.

- Avivar la pasión. Hay que encontrar tiempo y maneras de sentirse conectado emocional, mental y físicamente con el cónyuge.

- Resolver los problemas que tienen solución y aprender a vivir con los que no lo tienen.

Hoy en día, vemos las relaciones de pareja muy poco duraderas, se casan y duran poco tiempo sin esforzarse para mantenerla, optando por una separación o divorcio, no olvidemos si existen conflictos siempre es por ambas partes, la orientación psicológica de pareja es importante, para obtener todas las posibilidades de resolución de conflictos en un matrimonio, en ciertas circunstancias puede que les cueste admitir que se encuentra en esa situación. No ser pesimista y ver muchas claves, ejemplos e incluso ejercicios para conocerse mejor a sí mismos y también como pareja, porque definitivamente todo se puede mejorar.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Amor y tecnología: los detalles conquistan más que emoticones

Pese a que la tecnología tiene cada vez mayor impacto en la sociedad, los emoticones no son suficientes para el romance y no suplen a los detalles "en vivo y directo”, según un sondeo de Página Siete. Los especialistas sugieren creatividad y esfuerzo para festejar este 21, Día del Amor.

"Antes, cuando yo quería conquistar a una chica, debía hacer un sinfín de cosas: desde esperarla en la puerta del colegio, enviarle una cartita e invitarla a salir, hasta robarle un beso con el temor de recibir una cachetada”, cuenta un poco sonrojado Alberto Paz, de 45 años.

Sin embargo, ahora su hijo -de 19 años- sólo necesita enviar mensajes a través de las redes sociales para "conquistar a su novia virtual”. Se ha perdido el romance, lamenta don Alberto.

Según un sondeo que este medio realizó a 20 personas -10 varones y 10 mujeres-, la mayoría coincide en que los emoticones lograron invadir el espacio del romance. Hoy en día, para muchos es suficiente enviar una tarjeta o flores virtuales.

"Mi corteja sabe que en vez de gastar dinero en detalles, puedo comprar megas para enviarle tarjetas virtuales, canciones dedicadas a ella y no se hace lío”, indicó Antonio Suazo, de 17 años.

Ajehelen Santander, de 21 años, considera que estos días no se puede dejar de lado la tecnología y que es importante combinar los emoticones con los detalles reales. "Recibir un mensaje me alegra el día; pero también son importantes los regalos, salir a pasear, ir al cine”.

En cambio para Vanessa Cori, de 26 años, el Día del Amor debe estar cargado de detalles.

"Los emoticones en Face, Whatssap y otras redes sociales se reciben todos los días, pero los detalles no. A mí me gusta que me entreguen una rosa o una tarjeta pero de forma personal”, dice.

La psicóloga Marynes Salazar opina que los detalles "reales” son importantes en el romance.

"En la medida en la que los seres humanos cambiamos también cambia la forma del romance.

Antes costaba más conquistar a la pareja, pues uno se esforzaba fabricando cosas, yendo a buscarla y llamando por teléfono. En cambio hoy en día la tecnología ha minimizado tanto el romance, que todo se reduce a un emoticón y eso no es positivo para las personas”, asegura.

Ante esta situación, recomienda que si la pareja se ama y está enamorada, es importante que uno conozca las proyecciones, gustos y expectativas del otro. En función a ello debe esforzarse para ayudarle. También es importante ser creativo y romper los estereotipos del romance.

Aunque no cabe duda que cuando una pareja mantiene una relación virtual, un emoticón es más que suficiente, añade.

En Bolivia hoy se inicia la primavera y con su llegada se celebra el Día del Amor. "Es una buena oportunidad de revivir la pasión”, dice don Alberto.

Internet y celular, requisitos para el amor en esta época

Para mantener una relación amorosa en estos tiempos, la presencia física no es tan indispensable como un teléfono inteligente y una conexión a internet. Los universitarios "enamorados" Celeste Jara y Víctor Vásquez, de 18 y 21 años respectivamente, confesaron que se ven solo dos de los siete días que tiene la semana, el resto se la pasan “wasapeando”, “facebookeando” o usando otras herramientas tecnológicas que permiten "alimentar el amor".

Un día para celebrar Flores y mensajes triunfan en el amor

Cuatro libros de cartas, 500 paredes pintadas con mensajes de amor, un sinnúmero de rosas y miles de cosas más, fue lo que recibió la fotógrafa Lauren Wille de parte de su esposo, Hermes Aponte. La pareja, que se conoce "desde la panza" lleva casi diez años de relación. "Ella era mi consejera y gran amiga. Nunca pensé que seríamos novios", confiesa Hermes. Con una voz de enamorado añade que su esposa está "cada vez más linda". Y por eso la conquista es permanente. "Siempre le estoy llevando flores", agrega Aponte que hoy en el Día del Amor junto a Marcia Ávila y Graciela Cuéllar hablan de su persona favorita.

Cada quien a su estilo. Recordar los mensajes de texto y las llamadas telefónicas a horas inesperadas es lo que saca una cara de enamorada a la magnífica Marcia Ávila Siles. Ella y su esposo, Raúl Álvarez, llevan nueve años desde que se enamoraron. "Él es amable, amoroso y físicamente me encanta", manifiesta la bella modelo. Actualmente, el fruto de su conquista es el pequeño Raúl Andrés Álvarez Ávila, que se ha convertido en un componente importante en las citas románticas de sus padres.

La conquistó su forma de ser. Después de cinco años de comenzar su relación, la encargada de marketing de la telefónica Viva, Graciela Cuéllar, confiesa que lo que le conquistó de su esposo, Carlos Enrique Muñoz, fueron las rosas que le enviaba. "Pero lo primero que me conquistó fue él", cuenta. Los detalles no cesan, más aún ahora que se encuentra embarazada.